Ensayos clínicos sobre el sida
Ensayos clínicos sobre el sida. Fotografía de Mahala Marcet

Las cifras no engañan: cada día, 10 personas se infectan por el VIH en España. La transmisión entre hombres que tienen sexo con otros hombres es la más frecuente (un 53,9%), seguida de la heterosexual (un 26% de las nuevas infecciones) y de la que se produce entre personas que se inyectan drogas (un 3,4%). En nuestro país, se calcula que una de cada cuatro personas infectada con el VIH, desconoce que lo está.

El doctor Bonaventura Clotet, presidente de la Fundación Lucha contra el Sida
El doctor Bonaventura Clotet, presidente de la Fundación Lucha contra el Sida. Fotografia de Mahala Marcet

El diagnostico precoz es básico: iniciando el tratamiento antirretroviral lo antes posible, se atenúa la destrucción del sistema inmune de la persona infectada. Además, cuando se logra un nivel indetectable de VIH en la sangre gracias a la medicación, el virus no se transmite a otras personas. “Podemos frenar el sida si no hay más nuevas infecciones: si todo el mundo con VIH hiciese tratamiento, se impediría la transmisión del virus y, por lo tanto, se acabaría con el crecimiento de la enfermedad”, explica el Dr. Bonaventura Clotet, presidente de la Fundación Lucha contra el Sida.

Es por eso que toda persona que tenga actividad sexual (homosexual o heterosexual) o adicción a drogas endovenosas, debería hacerse la prueba para la detección del VIH. Clotet añade que “en la Fundación vemos muchos pacientes recién infectados alrededor de los 20 años. Hasta que no encontremos una cura, estos chicos van a tener que vivir con medicación de por vida y enfrentarse al estigma social que todavía hoy existe entorno al VIH. Como sociedad, tenemos el deber de mejorar la información que reciben nuestros jóvenes sobre el VIH y otras infecciones de transmisión sexual”.

En las últimas décadas, la investigación ha avanzado rápidamente. Actualmente, los tratamientos disponibles convierten la infección en crónica, evitando que el virus destruya el sistema inmune y ofreciendo a los afectados una calidad y esperanza de vida similares a las de la población general. Pero eso no significa que los pacientes estén “curados”. No pueden dejar de tomar la medicación porque en poco tiempo el VIH se reactivaría y atacaría de nuevo a sus defensas. Para erradicar definitivamente el VIH del organismo, la Fundación Lucha contra el Sida estudia diversas estrategias, entre ellas la vacuna terapéutica. Los primeros ensayos en humanos empezarán en 2017 y, si la vacuna se demuestra efectiva, podría funcionar para eliminar el virus del organismo en personas ya infectadas. Todo hace pensar que su efectividad será mayor en aquellos pacientes que hayan sido diagnosticados y tratados de forma precoz. La administración de anticuerpos ampliamente neutralizantes, la optimización del microbioma intestinal o la terapia génica, por mencionar sólo tres de ellas, son otras estrategias de erradicación que están siendo estudiadas y que podrían ser combinadas con la vacuna para conseguir el objetivo final de curar la infección.

Para desarrollar estos proyectos, la Fundación Lucha contra el Sida necesita financiación. Por eso organiza periódicamente eventos y campañas de concienciación. Uno de los actos más exitosos es sin duda la Gala Sida, dirigida por Miguel Bosé y que este año celebra su séptima edición por primera vez en Madrid, en la Galería de Cristal del Palacio de Cibeles. La Gala, que ha recaudado casi 3,5 millones de euros desde su primera edición, es una oportunidad única para obtener los recursos necesarios que permitan seguir adelante con esta lucha científica pero también social.

A través de la campaña “Borra el sida”, que cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Madrid al igual que la Gala, cualquier ciudadano puede colaborar con la Fundación haciendo su aportación en www.borraelsida.com. Hemos empezado el camino hacia la curación del sida: con la ayuda de todos podremos acortarlo.